Adopta, no compres

23 Mar

Adopta, No compres.

Muchas familias compran o aceptan animales a manera de “regalo” sin considerar las implicaciones que conlleva su crianza y sano desarrollo. Se estima que 8 de cada 10 perros vendidos o “regalados”, son abandonados por las personas que los tenían bajo su cuidado. Como sociedad debemos entender que los demás animales no son un juguete para los niños, o un individuo sin necesidades biológicas y afectivas. No pasemos por alto que ellos también necesitan alimento, agua, ser curados cuando están enfermos, necesitan resguardo de las inclemencias del tiempo y contacto con los miembros de la familia.

A causa de los prejuicios sociales, que consideran que un animal adoptado “vale menos” que uno por el que se paga, es que muchas familias prefieren fomentar la compra-venta de animales, pese a la irresponsabilidad con la que operan los criadores y comerciantes. Cuando se opta por la adopción, estamos salvando una vida y no fomentamos un lucro que funciona como “fábricas de cachorros” en las que, los perros que no son vendidos, terminan muertos porque “sobran” y nadie los compra.

Así pasan la vida los perros reproductores, esclavizados por sus abusadores hasta que dejen de ser útiles para el negocio.

Aún cuando se trate de un perro o gato “de raza”, una sola cruza generará miles de crías a mediano plazo y la inmensa mayoría de ellas no tendrán la suerte de vivir con una familia responsable. La mayoría de las veces se induce la reproducción de estos animales, con fines de lucro o por mitos absurdos (por ejemplo, que al no reproducirlos enfermarán de cáncer, o que las hembras deben parir alguna vez en su vida). Es necesario saber que una esterilización les previene enfermedades relacionadas con su aparato reproductivo y evita el nacimiento de cachorros indeseados, que terminarán en manos equivocadas o muriendo en las calles de la ciudad.

Millares de perros y gatos esperan en perreras y refugios, la dignidad de un hogar donde ser queridos y respetados. La gran mayoría de estos animales tuvieron la mala fortuna de ser “regalos” para Reyes, Navidad, para un cumpleaños o un “capricho”. Y luego, al crecer o hacer travesuras, ya no los quisieron más. Fueron abandonados, sufriendo hambre o enfermedades y otros maltratos… Ahora esperan una nueva oportunidad, que bien merecen, a manos de personas responsables que los cuiden.

Cuando te sientas dispuesto/a a asumir la responsabilidad de tener un/a perr@ o gat@ ADOPTALO.

fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: